FOTO: Dihör (Futfem.cat)

ESCRIT PER : EDURNE CONCEJO

 

 

El Sabadell ha despedido hoy de Segunda División, tras un año en la categoría de plata. Las arlequinadas les bastaba el empate, pero tres goles en el último cuarto de hora de partido han acabado sentenciando las de Jordi Saltó. Un desenlace cruel que hace aún más doloroso el descenso. El técnico arlequinado asegura que perdió la categoría «duele de todas las maneras» y añade: «Sabíamos que dependíamos de nosotros mismos y hemos intentado llevar el partido a nuestro terreno. Son los pequeños detalles los que marcan los partidos tan ajustados. Hoy se ha decidido por un penal que no voy a entrar a valorar. También nos han anulado un gol que hubiera sido el 1 a 1. Nos ha costado continuar, nos hemos salido adelante sabiendo que el Seagull a la contra te puede hacer mucho daño ». Y es que el duelo se ha decidido en el último cuarto de hora. Carol Miranda ha avanzado el Seagull en el minuto 74 gracias a un penalti por unas manos claras del Sabadell. Pocos minutos después, el asistente ha anulado un gol a las locales por un fuera de juego muy protestado en Olimpia. Las arlequinadas, conscientes de que estaban obligadas a puntuar, han arriesgado más y un nuevo penalti a favor de las visitantes ha acabado sentenciando el partido. Ya en el tiempo añadido, Sara Navarro ha completado el marcador con el 0 a 3 definitivo.

 

Aunque el resultado pueda parecer que ha sido una victoria cómoda, ha sido el Sabadell quien mejores ocasiones ha ido teniendo durante buena parte del partido, sobre todo de la mano de 'Roco' y 'Lilo', así lo asegura también Jordi Saltó: «hemos tenido un par de llegadas buenas en la primera mitad pero, sobre todo, hemos tenido un arranque de la segunda mitad muy buena con 2-3 llegadas con bastante peligro para el 1 a 0». Su homólogo en el Seagull, Jordi Ferrón, comparte esta lectura: «Han tenido 2-3 ocasiones bastante claras. Hasta que hemos hecho los cambios, ellas han tenido más opciones que nosotros, jugando casi todo el partido en su campo y teniendo nosotros el control. Los cambios han funcionado muy bien hoy ».

 

Y es que el Seagull también quería la victoria, mientras que la Federación Española (RFEF) resuelva la impugnación del partido del Barça B -el Levante Las Planas alega que alinearon una jugadora (Sara Ismael) que aún no había recibido la alta médica-. En caso de que la RFEF la aceptara, las gaviotas serían las campeonas de Segunda División, ya que el filial azulgrana ha perdido el último partido de Liga contra el San Gabriel (0-2). «Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Probablemente saber el descanso que el Barça B perdía nos ha espoleado un poco más. No es algo que me preocupe mucho, pero nosotros teníamos que ganar por lo que pueda pasar ». Ferrón ha reconocido que «sabe mal implicar alguien en el descenso», pero considera que su equipo «tenía que hacer su trabajo». Saltó recuerda que el inicio de curso fue muy complicado y que el equipo «estaba muerto». «Nos costó mucho levantarlo y que las jugadoras confiaran y hemos llegado con opciones a la última jornada. Lo hemos tenido cerca, pero nos ha tocado, posiblemente, el peor rival para enfrentarnos ».

 

EL 'PLAY-OFF ESPERA

Con la Liga completada, el Seagull conocerá en los próximos días a sus rivales en la lucha por el ascenso a Primera División. El objetivo primordial, sin embargo, es «recuperar jugadoras» que salen de haber estado fuera por problemas físicos, como Yosse, Llaona, 'Pascu' o Gordo. «Desgraciadamente, otros como Leti y Serna no podrán llegar, pero debemos recordar que todas son jugadoras que son titulares indiscutibles y tenemos que llegar en las mejores condiciones posibles con todas las que se hayan podido recuperar», explica Ferrón. El técnico badalonés, sólo tiene una preferencia de cara al sorteo de la promoción de ascenso: «Ojalá nos toque la 'liguilla', el resto me da igual. Es verdad que hablan muy bien del Madrid y tiene buenas jugadoras, pero el año pasado también y no pasaron », asegura.

REFORMULAR-SE

Por su parte, el Sabadell deberá reformularse para comenzar un nuevo proyecto a Preferente. Jordi Saltó explica que aún no sabe si continuará en el club la próxima temporada: "No tengo claro que haré, sólo estaba centrado en el partido de hoy». El técnico se vio obligado a tomar las riendas del equipo este año, debido a la mala situación deportiva, aunque aseguró que era una medida provisional, porque a nivel personal, no tenía la disponibilidad que requería el equipo y la categoría. Sin embargo, Saltó ha continuado al frente del equipo hasta la última jornada: «El presi y el club sabían que yo llevaba el equipo como podía y agradezco el compromiso del cuerpo técnico que ha estado a mi lado para ayudar -me ». El entrenador estudiará ahora cuál debe ser el futuro: «Tendremos que sentarse a ver qué quiere el club, qué propuesta y qué proyecto tiene y buscaremos la mejor solución, no por Jordi, sino por el club, para que las personas se van y lo que queda es el club ».

 

 

Saltó no cree que la falta de coordinación deportiva que sufrió el femenino arlequinado con la marcha de Tony Polidano haya influido esta temporada: «Todo influye un poco, pero no te puedes fijar si hay un coordinador o no. El club, desde que se marchó Tony Polidano, ha seguido funcionando igual. Han tomado las riendas de la coordinación otras personas igual de válidas que él. Tenemos 8 o 9 equipos detrás del senior A y lo importante es que el club continúe. Hay una base muy bien estructurada y se debe buscar la mejor forma de continuar. Eso si, haciendo las cosas bien desde el inicio », avisa. Y es que Saltó recuerda la montaña rusa vivida el año pasado con el equipo: «El año pasado de una semana a la otra el proyecto dio un giro de 180 grados. Gente que apostó muy por femenino hizo una propuesta para este año que era espectacular. Todo esto cambia en dos semanas por la situación económica y no se deshace el equipo, pero prácticamente. El equipo se rompe y se llega en julio con un equipo no planificado y una temporada muy exigente. Esto no puede volver a pasar. Debemos asumir que estamos en Preferente e intentar hacer un equipo competitivo y seguir creciendo », concluye Saltó.