Las de Raul Giménez llevaban varias semanas sufriendo una cruel caída, las lesiones la myor de sus heridas entre otras cosas, estaban llevando al filial a una caída en picado.

Habiéndose colocado en la tercera posición semanas atrás a un solo punto del 2º y a uno de las lideres empezaron a aparecer bajas por lesión. La moral del equipo se vino abajo semana a semana.

En el encuentro con las lideres ( Manlleu) ya se vio otro dibujo, otra actitud, no reflejada en el resultado pero el cambio comenzaba.

La semana pasada contra la PB La Roca y la anterior contra Martinenc , se vio claramente mucho mas la calidad y talento del equipo, dos goles anulados no dieron justicia al juego de las azules frente la Roca, pero ellas estaban volviendo a su estilo.

Ayer contra el Jupiter, un larguero no dio justicia al resultado pero las azules que están ahí y saliendo con fuerza del pozo.

Un partido que las gaviotas llegaban con bajas, en total, 12 jugadoras con dos porteras por otro lado un  Jupiter con una Sara del Barrio en su linea, llego tres veces a puerta, y fueron tres goles. El dominio del juego fue azul, totalmente azul, llegada tras llegada y sin balonazos, trabajando y creando fútbol pero los largueros y la mala suerte decidieron que hubiese reparto de puntos. 

La valoración del técnico Raul:

Llevamos varias semanas realmente duras, muchas lesiones e incompatibilidades laborales de jugadoras que no venían a entrenar y/o jugar, eso coincidió con las semanas que nos enfrentábamos a las rivales de directas cuando estábamos colocadas terceras. Ahora parece que estamos recuperando a jugadoras y poco a poco volvemos a ser nosotras.

También es cierto que no tenemos acierto en el gol, sea por los largueros / postes ( 6 en 3 partidos ) o arbitrajes. En cualquier caso no es excusa, debemos seguir en esta linea de trabajo, queda mucha liga y volveremos a estar arriba.